sábado, 9 de marzo de 2013

Al Paraiso.

Almas que se fundieron en el crisol del tiempo
Amores que renacen en cada corazon enamorado
Amanecer brumoso que inundais la estancia
Aroma de rosas que colmais los años

Dichoso vuestro amor que no se perdio en el tiempo
Desdichado por lo terrenal que no vivió
Digno testigo del sufrimiento humano
Déspota insaciable de la eternidad.