viernes, 15 de marzo de 2013

Posesivo

Mi tierra, estrellada y rebentada
Mi pueblo, hinchado y explotado
Mis ilusiones, acribilladas por el importunio humano

Mis rios, hediondos y moribundos
Mis bosques, espectros fantasmales en la memoria de mis viejos
Mi Colombia, postrada en un coma profundo por el fruto de sus entrañas.