miércoles, 18 de agosto de 2021

No es tema de reputación, es el único camino

 Las claves para perdudar en el tiempo 

Primera parte.

 

La apuesta por la sostenibilidad, un despertar de conciencia en las organizaciones.

Por Diana Lucía Fernández L.
Comunicadora social y periodista.  

¿A quién le gustaría trabajar en una empresa que tiene pésimas prácticas ambientales, afectando ecosistemas y comprometiendo los recursos de las generaciones futuras? 
¿Quién se sentiría cómodo siendo parte de una compañía que, en vez de aportara la resolución de conflictos sociales, los crea o los agrava?
 ¿Quién se sentiría comprometido con una organización que ha logrado una estabilidad económica a través de practicas abusivas de las cuales son víctimas sus colaboradores, clientes o proveedores?
 Ninguno queremos ser parte de una organización así...Por el contrario, a todos los seres humanos nos moviliza sentir que estamos aportando a un proposito mayor, ser parte de entidades que tienen el deseo de hacerlo bien por la gente, por el país, por el mundo.
Nos gustaría sentir que a través de las labores que llevamos a cabo todos los días, estamos contribuyendo a generar bienestar y desarrollo para la sociedad.
Este despertar de la conciencia ha dado paso a un concepto al cual ahora llamamos sostenibilidad; que trasciende las acciones de filantropia y responsabilidad social empresarial. Para considerar una organización como sostenible, es necesario tener estrategias concretas, indicadores y planos de trabajo para generar bienestar económico, social y ambiental a todos sus públicos de interés.
Existen una agenda de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados por la Organización de las Naciones Unidas: un llamado universal a la adopción de medidas concretas por parte de las instituciones públicas y privadas para poner fin a la pobreza, mejorar el acceso y la calidad de la salud, la alimentación, el desarrollo económico, trabajo decente y consumo de recursos naturales de manera responsable, entre otros.
La sostenibilidad en las empresas no es tema de reputación, es el único camino que tienen las organizaciones para perdurar en el tiempo en un mundo cambiante y lleno de retos, que hoy tiene una mayor conciencia, que el fin no justifica los medios y que el costo de no actuar de manera integral y responsable, tiene repercuciones infinitas en millones de personas.


 

martes, 3 de agosto de 2021

Aquí hay más letras que balas

 

 Un artículo maravilloso

 

Tatiana Duplat Ayala, historiadora de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Colombia, galardonada con el premio nacional Otto de Greiff a mejores Trabajos de grados en su primera versión. Columnista de opinión actualmente en el Nuevo Siglo. Es autora de los siguientes libros: Paz en la guerra y democracia en el Alto Ariari.

 

 

 



https://www.elnuevosiglo.com.co/articulos/07-26-2021-el-pais-de-la-palabra

 Este artículo se publicó originalmente en el periódico El Nuevo Siglo

viernes, 16 de julio de 2021

Letras de 24 quilates

Félix Domingo Cabezas Prado

 La pluma de oro del Telembí.

Félix Domingo Cabezas Prado, nació en Barbacoas, Pacífico colombiano,  departamento de Nariño, el 8 de diciembre de 1950. Casado. Cuatro hijos. Normalista Superior de la Normal de Barbacoas, Nariño. Licenciado en Educación Básica Primaria de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Especialista en Educación Sexual de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas de Bogotá. Docente. Director de la Escuela Anexa. Rector de Instituciones Educativas. Gestor Cultural. Veintisiete (27) libros publicados[entre ellos: 13 de poesías, 2 de cuentos, 1 novela, 11 ensayos] . Tiene escritas 2.124 poesías, de las cuales 1.114 divulgadas y 1.010 inéditas.

 

Su obra literaria es rutilante y esmeraldifera como el Telembí, cuando le canta al amor; destellante y aurífera como los playones de sus ríos, cuando le compone a su tierra; preciosa y constructiva como las maderas de su selva, cuando se refiere a su gente; avasallante y concreta como el embate de sus ríos, cuando se trata de decir la verdad. 

 

El yo de la corrupción es un libro de poesías que devela el cómo, el cuándo y el por qué florece la corrupción entre los seres humanos de este planeta. Está escrito en una especie de actos teatrales como una forma inverosimil de plasmar una realidad que se desarrolla entre el claroscuro de las vivencias de un pueblo que conoce los trucos y entramados de los corruptos, quienes siempre se muestran ante los demás como mansa paloma, como cordero sin piel; e incluso, utilizan términos engañosos y mensajes subliminales. El yo de la corrupción tiene mucho de picante social con perenne vigencia existencial.

Félix Domingo Cabezas Prado

Cel 3154249138

 

lunes, 5 de julio de 2021

Poesía frente a la violencia.

 Jenny Tenorio Caicedo

Nacío en Tumaco, en el departamento de Nariño. Estudió Teatro y ha sido maestra de Arte Dramático. Actualmente termina estudios en Filosofia. Es poeta y contadora de historias. Entre sus libros se cuentan:"La vida que nos toca"(2016), Ëntre el olvido y la Esperanza"(2019) y "El retrato de mi casa"(2021).

Participó en la antología poética "Por todos los silencios"(2018) y este año hace parte de la antología de"Mujeres negras narran su territorio" del Ministerió de Cultura, con el Ensayo: "La mujer como botin de guerra en Colombia".   

El libro "El retrato de mi casa"es una de las apreciaciones más diáfanas del sufrimiento de la población Afro y Nativa del litoral Pacífico colombiano, donde el territorio ha sido usurpado, explotado y  destruido por unos cuantos que salpicaron este paraiso de fosas comunes, convirtiendo la selva en un desierto y destruyendo el tejido social de una gran parte de la población. Si bien otros poetas han escrito, la casa sin sosiego o, este no es el momento, Jenny capta esta realidad con su obra "El retrato de mi casa". 

 




sábado, 3 de julio de 2021

Yo pinto, tu pintas, ella pinta


 Pinceladas de emergencia.

Violencia y pintura

 

Obra del pintor tolimense Darío Ortiz Robledo.

Homenaje a los jovenes caidos en su lucha por un pais más justo.

 

Obra de la maestra Débora Arango denunciando  la  masacre de Las Bananeras.

 

Obra del maestro Fernando Botero.


martes, 1 de junio de 2021

Estallido social.

 A piedra y plomo

 La primera explosión social de esta administración, se da en diciembre de 2019, se protesta contra las políticas económicas y sociales del presidente; Las medidas económicas neoliberales, empeorarán las condiciones laborales, las jubilaciones y los servicios públicos.

Durante 2019, 2020 y recorrido del 2021, es asesinado un líder social o afin en promedio cada semana y el estado es muy tibio en su reacción, limitandose a perseguir solo al sicario.

 Los noticieros anuncian con preocupación, el vencimiento de terminos a nivel judicial, de robos multimillonarios al estado y solo dos o tres en la cárcel.

 Los costos de una pandemia manejados en secreto, un pueblo expectante ante la llegada de una vacuna, el desespero de querer trabajar y no poder, porque es la vida o la muerte.

 Los recursos para la educación superior, se canalizan de tal forma que la mayor proporción va para las universidades privadas y para las públicas la menor, el voz populi es que"El gobierno no invierte en la educación pública por temor a la emancipación".

 La gota que rebozó la copa fue la reforma tributaria que pretendian aplicarle a los colombianos, donde se tocaba en mayor proporción, el bolsillo de las clases más populares, la reforma se cayó y con ella el ministro que decia que las criticas le resbalaban.

Los hechos acumulados a hoy primero de junio, son muy dolorosos, parece ser que los diálogos regionales están dando frutos, todos deseamos vivir en paz en una Colombia más justa.


lunes, 31 de mayo de 2021

Cuidado con su Opinión.

 Tu opinión.

 

Por definición la opinión es "La valoración subjetiva o juicio que se tenga en relación a un tema determinado" y la opinión personal es, lógicamente la valoración de un individuo. Podemos pensar que todas las opiniones son personales; no exactamente, ya que tenemos opiniones que no son nuestras ( no pertenecen a nuestra persona) , sino que las hemos copiado de otros. No es facil tener una opinion propia, es decir, que nosotros mismos valoremos algo sin imitar o reproducir las ideas de los demas. 

Ahora tomemos la opinión pública, sabemos que la educación, el empleo  y el patrimonio, influyen directamente en su opinión pública, no importa que haya posiciones encontradas  o divisiones por estratificación, discernimos sobre un conocimiento que se sabe cierto.

 


 

Entonces ¿Cual es el peligro? 

El peligro está en que usted no produzca ideas ni opiniones de los hechos que se suceden en la vida por estar consumiendo;  novelas, futbol, desafios... y  permitiendo que noticieros al servicio de particulares le desinformen, dando " papaya"a la domesticación de sus creencias y por consiguiente de su OPINIÓN.

Por favor, no crea en palabras, sean observadores que en cualquier circunstancia los hechos hablan por si solos.