miércoles, 30 de marzo de 2011

El Amor..


Dulce tirano
Que entrais en mi alma
Sin pedir permiso
Me asfixias cual hiedra
Que no tiene donde asirse
Me embriagas de sensaciones
Nublas mi razón
Y como si fuera poco
Me haces esclavo del deseo
 Me desapareces el tiempo
Y ni siquiera consultas si has de ser correspondido
Conviertes mi telefono en una cascada  de felicidad
Un correo en un manantial de fe
Y magicamente sacas de la nada
Esperanzas que no existen
Tu ausencia vuelve monocromatico el mundo
Sin embargo....siempre seras bienvenido
aunque nos quites o nos des la vida
Ahogandonos en el infortunio o la felicidad.